27 mar. 2013

E-piso-dio 030 · Jó que noche (After hours) Vol.1

(10-09-97) ¡Vaya nochecitas! Por una parte, la que me espera hoy... y por otra parte, la del domingo 10 de agosto (hoy hace exactamente un mes).
     Y hago mías las palabras del genial mago Pepe Carroll porque en ambos casos, y por diferentes motivos... ¡Vaya nochecita! Sí, porque mañana mismo comienzo mis exámenes de septiembre: por ese motivo desde hace unos días estoy ya en Barcelona, perdiendo el tiempo más que otra cosa, viendo a ver si levantamos esto (me refiero a las asignaturas que me quedaron del primer curso de Periodismo)... y la velada se me antoja larga y dura (muy dura), a no ser que las fuerzas ya no me acompañen y me quede sopa, con la consiguiente pérdida del último repaso del último día, que en mi caso casi suele ser como la mitad de lo que llevo estudiado hasta la fecha: en el Colegio me servía, en el Instituto ya comencé a notar las consecuencias, y en la Universidad las notas han sido las que más lo han notado... ¡y no es que este verano haya estudia mucho para contrarrestar mi falta de lucidez invernal! Menos mal que tengo la excusa del primer año. La faena será mía el curso que viene.
     Y vaya nochecita aquella de agosto, en Benicàssim: más exactamente, el domingo del FIB... porque cuando uno hace alusión a esos días los nombra como "viernes del FIB", "sábado del FIB" y "domingo del FIB". A ver pues por dónde empiezo yo: bueno, mientras hago este breve descanso y tomo carrerilla para después seguir dándolo todo, escribiré a modo de resumen lo que allí aconteció, sin explayarme a groso modo dando detalles, porque bastante tenemos con recordarlo para siempre... y las fotos que nos hicimos bajo la lluvia... ¡¿Qué digo yo bajo la lluvia?! Bajo el diluvio universal: sólo que la única fauna que había allí dentro, en el velódromo, éramos seres humanos más o menos civilizados. Aunque por suerte, para lo que pudo pasar, no pasó nada... o casi nada. Porque la lluvia ya estuvo tocándonos los huevos (y también dos huevos duros) durante todo el fin de semana, pero nadie podría preveer que durante ese tranquilo y apacible domingo (del FIB) se fuese todo a la mierda... i avant!
     Soy más cinéfilo que melómano, mucho más... pero reconozco que una de mis debilidades son Blur, eso sí. Y Oasis también, todo sea dicho. Pero Blur me encantan. Con lo cual estaba muy ilusionado con que viniesen a tocar a mi pueblo, nunca mejor dicho. Y por todos los rincones de Benicàssim se escuchaba el whoohoo! de su 'Song 2'. ¡Qué emoción, qué alboroto!... nuestro gozo en un pozo. El viernes (del FIB) vimos y disfrutamos a The Chemical Brothers, Teenage FunClub, Echobelly y The Divine Comedy, entre otros. El sábado (del FIB) fueron los Suede, Dinosaur JR, Nosoträsh y Rinocerose. Y para el domingo (del FIB) quedaban ellos: Blur (y el resto de grupos nos daban igual...). Por la tarde el tiempo nos dio una tregua y nos imaginamos la noche que estaba por_venir... y Emilio tuvo la "genial" idea de poner 'Transpotting' en el vídeo, porque le hacía ilusión. Mientras, Alberto y yo repasábamos el repertorio de los Damon Albarn y compañía... En aquel momento, a eso de las 16 horas, ninguno de los tres suponíamos la que nos iba a caer encima (a nosotros y a Urusei Yatsura). ¡¡¡Joder, qué tarde se me ha hecho y todavía no he contada nada!!! Uf, continuaré...