23 oct. 2012

E-piso-dio 025 · Romeo y Julieta

(8-04-1997) Si te preguntasen: ¿Qué historia es infalible para ligarte a una chica? Supongo que mucha gente contestaría que la de 'Romeo y Julieta' de William Shakespeare, digo yo, aun sin haberse leído la novela. Porque existen mitos que pasan de generación en generación y que te hacen aproximarte, casi incluso refugiarte, en un relato sin apenas tener información de él. Pero claro, cuando una auténtica leyenda literaria se convierte en una adaptación cinematográfica contemporánea pueden suceder dos cosas: una primera es que no esté bien adaptada y una segunda, por esa regla de tres, que sí esté bien adaptada. Y una vez hayamos juzgado la película en función de la raíz de la misma, habrá que ver qué tal es el fruto... y cómo nos sienta alimentarnos de él. Escrito esto, del tirón y sin apenas pestañear, extraigo mis propias conclusiones de lo acontecido anoche... cuando Alberto y yo invitamos a ver 'Romeo y Julieta' de Williams Shakespeare a María y a su amiga Lucía.
     A mí personalmente la película no me gustó especialmente, me dio la sensación de que sobraban algunos personajes y demasiado "modernor"... aunque vale que hay momentos muy mágicos como cuando Romeo se encuentra con Julieta en una fiesta de disfraces y parece que estén jugando al pilla-pilla. Y también a pesar de que la protagonista, de nombre Claire Danes, es la dulzura personalizada, la moraleja a la que llegué (bueno, que llegamos mi amigo y yo) es que no puedes llevar al cine a dos chicas que te quieres ligar si ya de ante mano están enamoraditas de Leonardo DiCaprio, que casualmente es el protagonista absoluto. Y bueno, Alberto aún, aún... que tiene un rollo con Lucía y de vez en cuando quedan y... pero yo. ¡¡¡Yo soy un desgraciado!!! Porque es que, además, para más retintín, cada primer plano en el que el joven actor aparece guapísimo se lo pasan gritando de emoción como su estuviésemos en un concierto de los Backstreet Boys. Así es que la susodicha en cuestión ni va a entender ni va a valorar que le estás llevando a ver nada más y nada menos que Romeo y Julieta, la historia más bonita y romántica de amor jamás contada (aunque al final se les fuese la mano). Y todo para acabar acompañándolas a casa y que se pasen todo el camino histéricas que si Leo por aquí que si Leo por allá... y encima fue dejarlas en el portal y se pone a llover: para empezar bien la semana, "chopaditos" a casa que nos volvimos y esta mañana me la he pasado resfriado en la cama.
     Pero bueno, así es la vida del "amigo especial", como es mi caso con María (que sigue con novio, aunque yo nunca les veo juntos ni me hable de él, que cualquier día le canto la canción de Perales para saber más del muchacho). Yo soy ese que está siempre ahí para poner el hombro, el colega de los abracitos y, muy de vez en cuando y si hay suerte, para rozar teta porque ella se arrima demasiado. Pero es que ya me lo decía mi madre: "Hijo mío, ya no quedan hombres tan románticos como tú". Ni tan patéticos tampoco...

5 oct. 2012

E-piso-dio 024 · 007 al servicio de Su Majestad

(21-03-1997) Ayer sucedió algo que nos dejó perplejos tanto a Alberto como a mí, y esta mañana todavía seguíamos estupefactos comentando la jugada... Pero vayamos por partes: Después de nuestra cita semanal los jueves por la tarde con el ciclo de cine en la Universidad (este mes se lo estamos dedicando única y exclusivamente a James Bond) fuimos a cenar a la casa de sus padres con ellos y con su hermana pequeña. ¡¡¡Todo de maravilla!!! por cierto. Pues bien, después de la sobremesa estuvimos viendo un rato la televisión y "chafardeando" a ver qué hacían en todos los nuevos canales que tienen, ya que les acaban de instalar una parabólica en el edificio y pillan la señal de muchos países como Inglaterra, Francia, Alemania, Portugal, Italia...y hasta EEUU (no me hagas explicar ni cómo ni por qué, porque no tengo ni idea de como funcionan estas cosas de las telecomunicaciones y de las ondas). Y en una de esas, creo que en un canal de entrevistas americano, donde el presentador iba con tirantes y el entrevistado era un actor disfrazado como de los años 60', pudimos contemplar el trailer de una película que nos dejó los ojos como un Dos de Oros y el corazón en estado de exitación máxima. Fue cuando nos miramos y nos preguntamos: ¿Pero esto qué es?
     Yo, desgraciadamente, no sé ni entiendo mucho inglés, pero Alberto controla bastante más que yo, ya que de pequeño le mandaron a estudiar a Irlanda en algunos cursos de esos de intercambio y los aprovechó bastante, con lo cual no me enteraba de nada en absoluto de lo que decían, pero sí escuchaba al público descojonarse de la risa. Y ya una vez pusieron el mencionado trailer, la cosa se desató y comenzaron los aplausos y las ovaciones (los americanos son muy pasionales con estas cosas). Fue ahí cuando nosotros nos preguntamos el ¿pero esto que es?
      Casualmente, una de las películas que habíamos seleccionado para el ciclo de cine era 007 al servicio de Su Majestad (la única incursión de George Lazenby como James Bond, con un resultado más que óptimo y una de mis preferidas de la saga, con un villano, Telly Savalas, para no olvidar). Y lo que nuestros ojos estaban contemplando era una parodia de James Bond... sí, del agente secreto con licencia para matar, ni más ni menos que con el actor de Wayne's World: Mike Myers.
     La verdad sea escrita que en estos momentos no atino muy bien ni a explicar de qué me pareció ver que iba la historia ni a clasificar a su protagonista, con un disfraz que lo quiero para mí (¡menuda camisa de chorreras de traca mix!)... pero lo que sí me quedó clarinete es que la joya se titula Austin Powers: International Man of Mystery, y supongo que tendremos que esperar unos cuantos meses para verla estrenada en España. La banda sonora, que la estuvieron repasando, es espectacular, y cuenta en sus filas con el famoso y muy rítmico 'Mas que nada' de Sergio Mendes & Brasil 66, entre otras perlas. ¡¡¡Qué nervios!!! porque yo no me la pierdo: Powers, Austin Powers.