18 may. 2013

E-piso-dio 032 · El indomable Will Hunting

(01-11-97) Este fin de semana me he quedado aquí en Barna porque tengo que entregar unos cuantos trabajos bastante importantes para la semana que viene y es mejor así... además mi madre me ha dicho que tampoco hace falta que suba y baje todos los findes Barcelona-Castellón, Castellón-Barcelona que es mucho dinero (¡y ya te digo!). Aprovechándolo Alberto y yo fuimos ayer al cine, como no, a ver 'El indomable Will Hunting'... y nos moló mogollón, de principio a fin, pero sobre todo el final. A la salida del cine no podíamos parar de hablar de otra cosa, y en cuanto llegamos a casa nos pusimos a informarnos por Internet sobre el filme. Se ve que la película está escrita por Matt Damon y Ben Affleck, dos de sus protagonistas junto con el crack de Robin Williams y Minnie Driver, que hace de chica, y el director es Gus Van Sant (creo que hace unos años comenzamos a ver una peli también dirigida por él con River Phoenix y Keanu Reeves... pero sólo vimos el principio. El primero de estos dos es el actor que murió de sobredosis con veintitrés años, y que sale en la última de Indy... ¡Qué pena!). En fin, que nos emocionamos... y ya nos estamos flipando demasiado con la idea de escribir algo juntos. ¡¿Qué le vamos a hacer, si somos unos cinéfilos creyentes?! (en el cine).
     Por otro lado esta mañana ha entrado Emilio en mi habitación, a eso de las 12, cuando se ha despertado, tambaleándose un poquito aún de los restos de los efectos de anoche, y me ha preguntado: "¿Tú entiendes algo de lo que dice la canción 'La caja del diablo' de Los Planetas? Porque yo no. Y me lo estuvo preguntando toda la noche una tipeta y me dejó rayadísimo...". Al principio no sabía ni lo que me estaba diciendo, y la verdad es que la fama de su cantante, el J, es conocida por todos (me refiero a la fama de que no se entiende muy bien cuando canta). Entonces pusimos la canción en cuestión en el radiocasete, que dura más de nueve minutos, y te puedes creer que la tuve que escuchar varias veces para saber solamente de qué iba... porque lo de descifrar la letra tela marinera. Ya te ves a los tres, el propio Emilio, Alberto y yo aquí en mi habitación dándole al pause y a rebobinar cada dos por tres del radiocasete para ir apuntando lo (poco) que íbamos entendiendo. ¡Después, tras mucho buscar por Internet, encontramos la letra! Sí, sí... su "amiga"...
     Y ya para acabar por hoy, ¡madre mía, qué desastre! María, que no he sabido nada de ella durante el verano, y eso que le escribí una carta que después me dijo que se le olvidó contestarme... pero que lo tenía pendiente, volvió de sus vacaciones sin novio (además de guapísima, muy morena y con el pelo corto). Y el día de la fiesta de inauguración del año universitario, la semana pasada, va y me pongo enfermo y no puedo ir (en la cama con fiebre y gastroenteritis: lo que viene a ser diarrea de toda la vida, por algo que comí y que me sentó fatal). Una vez que me apetece ir a una fiesta y me quedo en casa a caldos... ¡Qué contradicción! En fin, que sigo en ayunas...